lunes, 29 agosto 2016
Belleza.us E-mail

 

Buena limpieza rutinaria, es importante para la salud de nuestra piel, ésta implica la eliminación de bacterias, polvo, aceites, sudor y otros. La piel de niños y ancianos y las pieles sensibles, pueden presentar resequedad, irritación y en caso de pieles inflamadas, podría presentarse la conocida dermatitis. Una buena limpieza de la piel, ayuda a eliminar el olor de la secreción de las glándulas sebáceas y sudoríparas. Para utilizar un buen producto limpiador, es importante evaluar la suavidad del mismo mediante el pH, que es una unidad de medida necesaria para medir la acidez o alcalinidad de una sustancia.


bellezaHay cuatro tipos básicos de limpiadores para la piel: jabones, barras sintéticas, cremas líquidas y leches limpiadoras, también se puede recurrir a las mascarillas naturales que resultan económicas y se pueden preparar en casa. Las mascarillas naturales, penetran en las capas más profundas y restauran la piel. Estas mascarillas aparte de ser un complemento ideal para la limpieza, dan a la piel la firmeza, la hidratación, la elasticidad y la suavidad que necesita, sin tener que añadir sustancias químicas que podrían dañar su piel. Las mascarillas no sólo deben aplicarse en el rostro, sino también en el cuello, donde los efectos del ambiente, el descuido o la edad, hacen evidente su envejecimiento.


Llame Gratis:  1-866-BELLEZA  (1-866-235-5392)

 
Latinos