Cara y Areas Cercanas 1

Martes, 16 Septiembre   

Una máscara rejuvenecedora echa en base a  una mezcla de yogur, una cucharada de miel y unas seis gotas de limón, podrían ser todo lo que su cansino rostro esté necesitando. Esta máscara debe dejarse en reposo durante 20 minutos, para luego ser limpiada con agua tibia.

Otra alternativa a esta última opción, especialmente útil para aquellas que deseen realizar un pulido suave de su rostro, es una máscara elaborada con una cucharada de aceite vegetal (el mismo que usa para cocinar), y una de un granulado de azúcar. Mientras que este último elemento es muy beneficioso para regenerar y desinfectar los tejidos, el aceite será quién se encargará de esparcirlo bien por sobre todas las áreas del rostro.

La forma aplicar esta fórmula, es simplemente con los dedos, pero focalizando especialmente en la nariz, el mentón, y la frente, para luego enjuagarlo con agua corriente. Todo esto, también puede ser aplicado a los codos y rodillas.
En el caso que la piel sea muy seca, la máscara debería consistir en una mezcla de duraznos aplastados o el jugo de los mismos, junto con una buena dosis de mayonesa, que contiene muchas proteínas y jugo de limón. Esta mezcla se deberá dejar reposar durante 10 minutos, para luego remover con agua tibia.

Si el principal problema de la piel de su rostro u otras zonas cercanas son los tejidos decaídos, podría y también regenerarlos aplicando durante diez minutos un jugo de uva sobre la piel, lo cual la tensará y cerrará sus poros.